1. Pedir perdón

Para que nuestro clamor sea eficaz, debe hacerse desde una posición de arrepentimiento y conexión con Su Presencia.

La Biblia habla de que nuestras oraciones no deben tener estorbo:

1 Pedro 3:7 (BTX)

De igual manera, los esposos, convivid con comprensión, mostrando honor a la esposa como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

Proverbios 28:13 (BTX)

El que encubre sus pecados no prosperará, Pero el que los confiesa y se aparta, alcanzará misericordia.

Salmos 19:12 (BTX)

¿Quién discernirá sus propios errores? Declárame inocente de los que me son OCULTOS.

1 Juan 1:5-10 (BTX)

Éste es el mensaje que hemos oído de Él y os anunciamos: DIOS es luz, y en Él no hay ninguna tiniebla. Si decimos que tenemos comunión con Él y andamos en tinieblas, mentimos y no practicamos la verdad. Pero si andamos en la luz, como Él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesús su Hijo nos limpia de todo pecado. Si dijéramos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad. Si decimos que no hemos pecado, lo hacemos mentiroso, y Su Palabra no está en nosotros.

Tenemos que pedir perdón por nuestros pecados personales, por los pecados que no conocemos (Líbrame de los que me son ocultos), pecados de la Iglesia y del país.

ES MEJOR PEDIR PERDÓN POR LOS PECADOS DE LOS DEMÁS QUE CRITICARLOS.

Hay que orar por pureza, santidad e integridad.

2 Crónicas 7:14 (BTX)

y se humilla mi pueblo sobre el cual es invocado Mi Nombre, y oran, y buscan mi rostro, y se convierten de sus malos caminos, entonces Yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Ezequiel 22:30 (BTX)

Busqué entre ellos un hombre que levantara un vallado y que se pusiera en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que Yo no la destruyera, pero no lo hallé.

QUE DIOS NOS PUEDA ENCONTRAR INTERCEDIENDO A FAVOR DE LA GENTE, PORQUE DIOS QUIERE SALVARLES.

2. Adoración

Tenemos que ser unos generadores de adoración.

Si accedemos a Su Presencia, lo primero es adorarle y llamarle por Su Nombre:

Nombres de DIOS

El hebreo bíblico se escribía sin vocales. El Nombre de DIOS se escribía YHVH (יהוה). Debido a esto no se sabe a ciencia cierta cómo se pronuncia. La versión de la Biblia Reina Valera traduce “Jehová” pero quizás sea más correcto “YHWH” (Yahvéh) y es por eso que lo utilizamos aquí. Los judíos no pronuncian el nombre sagrado, dicen en su lugar “Adonay” (El Señor) o “Ha-Shem” (El Nombre).

La traducción Reina Valera, que usamos habitualmente, traduce usualmente los Nombres de Dios como “Jehová” o “Dios”. Para que captes en toda su plenitud la riqueza de La Palabra de Dios te mostramos varios versículos en los que aparece el Nombre de Dios con su forma hebrea original. Por ejemplo, Salmos 51:10 sería: “Crea en mí, oh Elohim, un corazón limpio…” porque “Elohim” es el Dios Creador.

ADONAY (Mi Señor, Mi Gran Señor)

Viendo entonces Gedeón que era el ángel de Yahveh, dijo: Ah, Adonay Yahveh, que he visto
al ángel de Yahveh cara a cara. Jueces 6:22

Después miré, y me levanté y dije a los nobles y a los oficiales, y al resto del pueblo: No temáis delante de ellos; acordaos de Adonay, grande y temible, y pelead por vuestros hermanos, por vuestros hijos y por vuestras hijas, por vuestras mujeres y por vuestras casas. Nehemías 4:14

He aquí, Elohim es el que me ayuda; Adonay está con los que sostienen mi vida. Salmos 54:4

EL ELOHEY ISRAEL (DIOS el DIOS de Israel)

Y erigió allí un altar, (Jacob) y lo llamó El-Elohey-Israel. Génesis 33:20

EL ELYÓN (El DIOS Altísimo)

El que habita al abrigo del Elyón morará bajo la sombra de El-Shadday. Salmos 91:1

Porque has puesto a Yahveh, que es mi esperanza, al Elyón por tu habitación, no te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada. Salmos 91:9-10

¿Con qué me presentaré ante Yahveh, y adoraré al El Elyón? ¿Me presentaré ante él con holocaustos, con becerros de un año? ¿Se agradará Yahveh de millares de carneros, o de diez mil arroyos de aceite? ¿Daré mi primogénito por mi rebelión, el fruto de mis entrañas por el pecado de mi alma? Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Yahveh de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios. Miqueas 6:6-8

EL GMOLÁ (DIOS de recompensas)

Porque vino destruidor contra ella, contra Babilonia, y sus valientes fueron apresados; el arco de ellos fue quebrado; porque Yahveh, El Gmolá, dará la paga. Jeremías 51:56

EL OLAM (El DIOS Eterno)

Y plantó Abraham un árbol tamarisco en Beerseba, e invocó allí el nombre de Yahveh El Olam. Génesis 21:33

EL ROÍ (El DIOS que me vé)

Entonces llamó el nombre de Yahveh que con ella hablaba: Tú eres El Roí; porque dijo: ¿No he visto también aquí al que me ve? Génesis 16:13

EL SHADDAY (El Todopoderoso, El Todo-Suficiente)

Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Yahveh y le dijo: Yo soy El Shadday; anda delante de mí y sé perfecto. Génesis 17:1

y dijo a José: El Shadday me apareció en Luz en la tierra de Canaán, y me bendijo. Génesis 48:3

Y aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como El Shadday, mas en mi nombre YAHVEH no me di a conocer a ellos. Éxodo 6:3

ELOHIM, ELOAH, EL (El Creador, El Único y Verdadero DIOS)

En el principio creó Elohim los cielos y la tierra. Génesis 1:1

1 Ten piedad de mí, oh Elohim, conforme a tu misericordia; conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones. 10 Crea en mí, oh Elohim, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí. 17 Los sacrificios de Elohim son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Elohim. Salmos 51:1;10;17

EMMANUEL (DIOS con nosotros)

Por tanto, el Shadday mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emmanuel. Isaías 7:14

HA-GADOL (El Más Grande, Grandioso)

Bendijo entonces Esdras a Yahveh, Ha-Elohim Ha-Gadol. Y todo el pueblo respondió: ¡Amén! ¡Amén! alzando sus manos; y se humillaron y adoraron a Yahveh inclinados a tierra. Nehemías 8:6

Ahora pues, Dios nuestro, Ha-Gadol, fuerte, temible, que guardas el pacto y la misericordia, no sea tenido en poco delante de ti todo el sufrimiento que ha alcanzado a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros sacerdotes, a nuestros profetas, a nuestros padres y a todo tu pueblo, desde los días de los reyes de Asiria hasta este día. Nehemías 9:32

KADOSH ISRAEL (El Santo de Israel)

¡Oh gente pecadora, pueblo cargado de maldad, generación de malignos, hijos depravados! Dejaron a Yahveh, provocaron a ira a Kadosh Israel, se volvieron atrás. Isaías 1:4

YAHVEH MEKADDESH (El Señor que Santifica)

Habló además Yahveh a Moisés, diciendo: Tú hablarás a los hijos de Israel, diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Yahveh Mekaddesh. Éxodo 31:12-13

YAHVEH NISSI (El Señor es Mi Bandera)

Y Moisés edificó un altar, y llamó su nombre Yahveh Nissi. Éxodo 17:15

YAHVEH RAFAH (El Señor Tu Sanador)

y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Yahveh tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Yahveh Rafá. Éxodo 15:26

YAHVEH ROHI (El Señor es Mi Pastor)

Yahveh Rohi; nada me faltará. Salmos 23:1

YAHVEH SAMA (El Señor está presente, El Señor es Mi Compañero)

En derredor tendrá dieciocho mil cañas. Y el nombre de la ciudad desde aquel día será Yahveh Sama. Ezequiel 48:35

YAHVEH SEBAOT (El Señor de los Ejércitos)

Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Yahveh Sebaot, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado. 1 Samuel 17:45

Y David iba adelantando y engrandeciéndose, y Yahveh Sebaot estaba con él. 2 Samuel 5:10

¿Quién es este Rey de gloria? Yahveh Sebaot, Él es el Rey de la gloria. Salmos 24:10

YAHVEH SHALOM (El Señor es Mi Paz)

Y edificó allí Gedeón altar a Yahveh, y lo llamó Yahveh Shalom; el cual permanece hasta hoy en Ofra de los abiezeritas. Jueces 6:24

YAHVEH SIDKENU (El Señor Nuestra Justicia)

En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y éste será su nombre con el cual le llamarán: Yahveh Sidkenu. Jeremías 23:6

En aquellos días Judá será salvo, y Jerusalén habitará segura, y se le llamará: Yahveh Sidkenu. Jeremías 33:16

YAHVEH YIREH (El Señor Proveerá)

Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo. Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Yahveh Yireh. Por tanto se dice hoy: En el monte de Yahveh será provisto. Génesis 22:13-14

YHVH, YAHVEH, JEHOVÁ, JAH (Yo Soy, El que es Autoexistente)

Y respondió Elohim a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros. Además dijo Elohim a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: YHVH el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Éste es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos. Éxodo 3:14-15

A continuación te ponemos unas frases en negrita para memorizar y repetir durante la adoración:

Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, Santo, Santo, Yahveh Sebaot; toda la tierra está llena de su gloria. Isaías 6:2-3 (TU GLORIA, PRIMERA PERSONA)

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Isaías 9:6

Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados. Isaías 57:15

Al único y sabio Dios, sea gloria mediante Jesucristo para siempre. Amén. Romanos 16:27

Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A Él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén. 2 Pedro 3:18

Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría, al único y sabio DIOS, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén. Judas 1:24-25

Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, Santo, Santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. Apocalipsis 4:8

Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas. Apocalipsis 4:11

Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra. Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono. Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos. Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos. Apocalipsis 5:6-14

ES BUENO QUE ESTÉS DE RODILLAS SI TE ES POSIBLE MIENTRAS ADORAS.

3. Acción de gracias

Tenemos que dar gracias por todo lo que DIOS ya ha hecho en tu vida y entre nosotros: salvación, liberación, sanidad, restauración de matrimonios, bautismos bajo La Unción, trabajo, pasaportes, hijos, prosperidad…

1 Tesalonicenses 5:16-18 (BTX)

¡Regocijaos siempre! Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para vosotros en Jesús el Mesías.

Colosenses 2: 6-7 (BTX)

Por tanto, de la manera que recibisteis al Señor Jesús, el Mesías, vivid en Él, arraigados y sobreedificados en Él, y consolidados en la fe, como fuisteis enseñados, rebosando en acción de gracias.

Colosenses 3:15 (BTX)

Y la paz del Mesías sea árbitro en vuestros corazones, a la cual ciertamente fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.

4. Paz de Jerusalén

FULL BENDISION, BENDECIMOS A SIÓN Y DIOS NOS BENDICE.

Génesis 12:3 (BTX)

Bendeciré a los que te bendigan, y maldeciré al que te maldiga, y en ti serán benditas todas las familias de la tierra.

Salmos 122: 6-7 (BTX)

 Rogad por la paz de Jerusalem, Sean prosperados los que te aman. Haya paz dentro de tus muros, Y tranquilidad en tus palacios.

Salmos 137: 5-6 (BTX)

Si me olvido de ti, oh Jerusalem, Que mi diestra se olvide de mí. Que mi lengua se pegue a mi paladar, Si no me acuerdo de ti; Si no enaltezco a Jerusalem por encima de mi mayor gozo.

JERUSALÉN

Isaías 62: 6-7 (BTX)

 ¡Oh Jerusalem, sobre tus muros he emplazado centinelas! Nunca se descuidarán, ni de día ni de noche. Los que invocáis a YHVH no os deis descanso; No le deis descanso hasta que la establezca, Hasta que haga de Jerusalem la admiración de la tierra.

VEN SEÑOR JESÚS, VEN PRONTO.

Apocalipsis 22: 17,20 (BTX)

17 Y el Espíritu y la Esposa dicen: ¡Ven! Y el que oye, diga: ¡Ven! Y el que tenga sed, venga, y el que quiera, tome gratuitamente del agua de la vida. 20 El que da testimonio de estas cosas dice: ¡Sí, vengo pronto! ¡Amén, sí, ven Señor Jesús!

5. Nuevo nivel de Unción

Génesis 32:24-26 (BTX)

Y Jacob se quedó solo, y un varón estuvo luchando con él hasta rayar el alba. Pero viendo que no podía con él, le atacó el encaje de su muslo, y se le descoyuntó el muslo a Jacob mientras luchaba con él. Entonces dijo: Déjame, que raya el alba. Y él dijo: No te dejaré, si no me bendices.

Vamos a clamar aplicando dos principios:

  • No te dejaré si no me bendices

  • Porque el ESPÍRITU me anhela celosamente, VOY YO TAMBIÉN A RESPONDER A SU ANHELO

PIDAMOS LA UNCIÓN DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES

Hechos 2:1-4 (BTX)

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente fue hecho en el cielo un estruendo, como de una ráfaga de viento impetuoso, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados.Y se les aparecieron lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos. Y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en diferentes lenguas, según el Espíritu les concedía hablar.

Hechos 2:17-20 (BTX)

Y acontecerá en los postreros días, dice Dios, Que derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, Vuestros jóvenes verán visiones, Vuestros ancianos soñarán sueños, Ciertamente sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán. Y daré prodigios arriba en el cielo, Y señales milagrosas abajo en la tierra, Sangre, y fuego y vapor de humo, El sol se convertirá en tinieblas, Y la luna en sangre, Antes que venga el día grande y glorioso del Señor.

Hechos 2:43 (BTX)

 Y sobrevenía temor a toda alma, y muchos prodigios y señales milagrosas eran hechas por los apóstoles.

Hechos 3:6-8 (BTX)

Pedro dijo: No tengo plata ni oro; pero lo que tengo te doy: En el nombre de Jesús de Nazaret, el Mesías, ¡anda! Y asiéndolo de la mano derecha, lo levantó, e inmediatamente fueron fortalecidos sus pies y sus tobillos. Y saltando, se puso en pie y anduvo, y entró con ellos en el templo andando y saltando, y alabando a Dios.

Hechos 4:29-31 (BTX)

Y ahora Señor, considera sus amenazas, y concede a tus siervos hablar tu palabra con todo denuedo; mientras extiendes la mano para que haya sanidades y señales milagrosas, y prodigios mediante el nombre de tu santo Siervo Jesús. Y cuando ellos oraron, el lugar en que estaban congregados tembló, y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios.

Hechos 5:17-20 (BTX)

Pero levantándose el sumo sacerdote, y todos los que estaban con él (de la secta de los saduceos), se llenaron de envidia, y echando mano a los apóstoles, los metieron en la cárcel pública. Pero un ángel del Señor abrió de noche las puertas de la cárcel y sacándolos, dijo: Id, y puestos en pie en el templo, anunciad al pueblo todas las palabras de esta Vida.

Hechos 6:8 (BTX)

Y Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía prodigios y grandes señales milagrosas entre el pueblo.

Hechos 9:33-34 (BTX)

Y allí encontró a cierto hombre de nombre Eneas, quien estaba paralizado, acostado en un catre por ocho años. Pedro le dijo: ¡Eneas, Jesucristo te sana, levántate y haz tu cama! Y al instante se levantó.

Hechos 9:36-37,40-41 (BTX)

36 Había entonces en Jope cierta discípula de nombre Tabitá (que significa Gacela). Ésta estaba llena de buenas obras y de limosnas que hacía. 37 Y aconteció que en aquellos días se enfermó hasta que murió. Y después de lavarla, la pusieron en un aposento alto. 40 Entonces Pedro, sacando a todos, y puesto de rodillas, oró; y volviéndose hacia el cuerpo, dijo: ¡Tabitá, levántate! Y ella abrió sus ojos, y viendo a Pedro, se incorporó. 41 Y dándole la mano, la levantó; y llamando a los santos y a las viudas, la presentó viva.

Hechos 10:44 (BTX)

Aún estaba hablando Pedro estas palabras, cuando el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían la palabra.

Hechos 12:7 (BTX)

Y he aquí, una luz resplandeció en la celda y apareció un ángel del Señor, el cual, golpeando el costado de Pedro, lo despertó, diciendo: ¡Levántate pronto! Y las cadenas se le cayeron de las manos.

Hechos 13:4 (BTX)

Así que ellos, enviados por el Santo Espíritu, bajaron a Seleucia, y de allí navegaron a Chipre.

Hechos 13:9-11 (BTX)

Entonces Saulo (que también es Pablo), lleno del Espíritu Santo, fijando los ojos en él, dijo: ¡Oh, lleno de todo engaño y de toda maldad, hijo del diablo, enemigo de toda justicia! ¿no cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor? ¡He aquí la mano del Señor ahora contra ti, y estarás ciego, y no verás la luz del sol por un tiempo! Y al instante cayeron sobre él tinieblas y oscuridad; y daba vueltas buscando lazarillos.

Hechos 13:52 (BTX)

Pero los discípulos quedaron llenos de gozo y del Espíritu Santo.

Hechos 14:8-10 (BTX)

Había en Listra cierto hombre inválido de los pies, estaba sentado y era cojo desde el vientre de su madre, y nunca había andado. Éste oyó hablar a Pablo, el cual, fijando sus ojos en él, y viendo que tenía fe para ser sanado, dijo a gran voz: ¡Levántate derecho sobre tus pies! Y él dio un salto y echó a andar.

Hechos 14:19-20 (BTX)

Pero llegaron unos judíos de Antioquía y de Iconio, y después de persuadir a las turbas, apedrearon a Pablo y lo arrastraron fuera de la ciudad, dándolo por muerto. Pero siendo rodeado por los discípulos, se levantó y entró en la ciudad; y al día siguiente, partió con Bernabé hacia Derbe.

Hechos 16:6-10 (BTX)

Y viajaron a través de la región de Frigia y Galacia, pues el Espíritu Santo les impidió hablar la palabra en Asia. Y yendo a Misia, intentaban ir a Bitinia, pero el Espíritu de Jesús no se lo permitió. Entonces, atravesando Misia, bajaron a Troas. Y se mostró a Pablo una visión de noche: Cierto varón macedonio estaba en pie y le rogaba, diciendo: ¡Pasa a Macedonia y ayúdanos! Tan pronto como tuvo la visión, enseguida procuramos partir para Macedonia, persuadidos de que Dios nos había llamado para proclamarles el evangelio.

Hechos 16:16-18 (BTX)

Aconteció que yendo nosotros al lugar de oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos adivinando. Ésta seguía a Pablo y a nosotros, gritando: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian un camino de salvación. Y esto hacía por muchos días, hasta que Pablo se disgustó, y volviéndose dijo al espíritu: ¡En nombre de Jesucristo te ordeno que salgas de ella! Y al momento salió de ella.

Hechos 16:24-26 (BTX)

Al recibir esta orden, él los echó en el calabozo interior y les aseguró los pies en el cepo. Pero hacia la medianoche, Pablo y Silas estaban orando y cantando himnos a Dios, y los presos escuchaban. Repentinamente hubo un gran terremoto, hasta tal punto que fueron sacudidos los cimientos de la cárcel, y al instante todas las puertas fueron abiertas, y las cadenas de todos fueron soltadas.

Hechos 18:9-10 (BTX)

Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de noche: No temas, sino habla, y no calles, porque Yo estoy contigo, y ninguno te acometerá para dañarte, porque tengo un gran pueblo en esta ciudad.

Hechos 19:6 (BTX)

Y cuando Pablo les impuso las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo, y hablaron en lenguas y profetizaron.

Hechos 19:11-12 (BTX)

Dios hacía milagros no comunes por las manos de Pablo, de tal manera que hasta llevaban paños o delantales de su cuerpo a los enfermos, y las enfermedades se alejaban de ellos, y los espíritus malignos salían.

Hechos 20:9-12 (BTX)

Y a cierto joven que estaba sentado en la ventana, llamado Eutico, lo iba dominando un sueño profundo mientras Pablo disertaba largamente, hasta que, rendido por el sueño, cayó del tercer piso abajo, y fue levantado muerto. Entonces Pablo bajó y se tendió sobre él, y abrazándolo, dijo: ¡No os alarméis, que su alma está en él! Subió luego, y después de partir el pan y comer, habló largamente hasta el alba, y así partió. Y se llevaron vivo al joven, y fueron consolados no poco.

Hechos 28:3,5 (BTX)

Entonces Pablo, después de recoger cierta cantidad de leños, los echó al fuego, y una víbora que huía del calor se prendió de su mano. Pero él se sacudió el animal en el fuego sin padecer daño alguno.

6. Anhelo por conocerle

Estamos clamando por un nuevo nivel de Unción, y DIOS quiere dárnoslo como en tiempo de los apóstoles, o como Elías y Eliseo. Ahora debemos conocer donde está ese nivel de respaldo de DIOS, leyendo esta escritura.
Tiene que ver con el anhelo de conocer a Jesús y el poder de Su Resurrección. Un conocimiento de Jesús que te lleva a “ser hallado en Él”.
Elías y Eliseo hablaban así, fruto de su realidad cotidiana:

1 Reyes 17:1 (BTX)

Entonces Elías tisbita, que era de los moradores de Galaad, dijo a Acab: ¡Vive YHVH, Dios de Israel, en cuya presencia estoy, que no habrá rocío ni lluvia en estos años, sino por mi palabra!

Entonces, anhelemos conocerle, como motivo de nuestra vida.
Declaremos este anhelo durante este tiempo.

LA SUPERIORIDAD DE JESÚS EL MESÍAS, MI SEÑOR, SER HALLADO EN ÉL, PARA CONOCERLO A ÉL Y EL PODER DE SU RESURRECCIÓN

Filipenses 3:1-21 (BTX)

Por lo demás, hermanos míos, regocijaos en el Señor. A la verdad, no me es molesto escribiros las mismas cosas, y para vosotros es seguro. Guardaos de los perros, guardaos de los malos obreros, guardaos de la mutilación. Porque nosotros somos la circuncisión, los que servimos por el Espíritu de Dios, y nos gloriamos en Jesús el Mesías, no teniendo confianza en la carne. Aunque también yo puedo confiar en la carne. Si algún otro cree poder confiar en la carne, yo más: Circuncidado al octavo día; del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo; en cuanto al celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que hay en la ley, irreprensible. Pero, ¡cuántas cosas que eran para mí ganancias, las he estimado como pérdida por amor al Mesías! Y ciertamente aun considero todas las cosas como pérdida por la superioridad del conocimiento de Jesús el Mesías, mi Señor, por el cual perdí todas las cosas, y las tengo por estiércol, para ganar al Mesías, y ser hallado en Él, no teniendo mi propia justicia, que procede de la ley, sino la que es mediante la fe del Mesías, la justicia que procede de Dios basada en la fe, para conocerlo a Él y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a Él en su muerte, si en alguna manera llegara a la resurrección de entre los muertos. No que lo haya alcanzado ya, ni que ya esté perfeccionado; sino que prosigo, por si logro aferrar aquello para lo cual fui también aferrado por el Mesías. Hermanos, yo mismo no considero haberlo alcanzado, pero una cosa hago, olvidando las cosas que quedan atrás, y extendiéndome a las que están delante, prosigo hacia la meta, hacia el premio del supremo llamamiento de Dios en Jesús el Mesías. Así que, todos los que somos perfectos sintamos esto; y si sentís algo de diferente manera, también esto os lo revelará Dios. Pero en aquello a que hemos llegado, sigamos lo mismo. Hermanos, sed imitadores de mí, y observad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros. Porque andan muchos, de los cuales frecuentemente os decía, y ahora hasta lo digo llorando, que son enemigos de la cruz del Mesías, cuyo fin es la perdición, cuyo dios es su vientre, y su gloria está en la vergüenza, los cuales piensan sólo en lo terrenal. Porque nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde aguardamos ardientemente al Salvador, al Señor Jesús, el Mesías, el cual transfigurará el cuerpo de la humillación nuestra para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, según la eficacia del poder con el cual Él también puede someter a sí mismo todas las cosas.

1 Pedro 1:2-19 (BTX)

elegidos según el designio de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesús el Mesías: Gracia y paz os sea multiplicada. Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesús, el Mesías, que según su gran misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por medio de la resurrección de Jesús el Mesías de entre los muertos, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación, que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero, en lo cual os alegráis grandemente. Ahora, por cuanto es necesario, estáis siendo un poco afligidos por diversas pruebas, para que la prueba de vuestra fe, mucho más preciosa que el oro (el cual, aunque perecedero, es probado por fuego), sea hallada en alabanza, gloria y honra en la revelación de Jesús el Mesías; a quien amáis sin haberlo visto, en quien aun no viéndolo, pero creyendo, os alegráis con gozo inefable y glorioso; obteniendo el fin de vuestra fe: la salvación de las almas. Los profetas que profetizaron acerca de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y escudriñaron diligentemente acerca de esa salvación, indagando quién y qué tiempo indicaba el Espíritu del Mesías que estaba en ellos, el cual predecía los padecimientos del Mesías, y las glorias que vendrían tras ellos. A ellos fue revelado que no para sí mismos, sino para vosotros, administraban las cosas que ahora os fueron proclamadas por medio de los que os predicaron el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo: cosas en las que los ángeles, mirando fijamente, anhelan penetrar. Por lo cual, habiendo ceñido los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y tened vuestra esperanza puesta por completo en la gracia que os será traída en la revelación de Jesús el Mesías; como hijos obedientes, no amoldándoos a las antiguas pasiones que teníais cuando estabais en vuestra ignorancia; sino, según el que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir, porque está escrito: Sed santos, porque Yo soy santo. Y si invocáis por Padre al que juzga imparcialmente según la obra de cada uno, conducíos con temor todo el tiempo de vuestra peregrinación, sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, que vuestros padres os legaron, no con cosas corruptibles, como la plata o el oro; sino con la sangre preciosa del Mesías, como de un cordero sin mancha y sin defecto,

2 Pedro 1:1-10 (BTX)

Simeón Pedro, un siervo y apóstol de Jesús el Mesías, a los que por la justicia de nuestro Dios y Salvador, Jesús el Mesías, han alcanzado una fe igualmente preciosa que la nuestra: Gracia y paz os sean multiplicadas, en el pleno conocimiento de Dios y de Jesús, nuestro Señor. Por cuanto todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido concedidas por su divino poder, mediante el conocimiento pleno del que nos llamó por sus gloriosas proezas, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegarais a ser consubstanciales con la naturaleza divina; habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia, así también vosotros poned toda diligencia en añadir a vuestra fe virtud, a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal, y al afecto fraternal, el amor. Porque si estas cualidades están en vosotros y abundan, no os dejarán estar ociosos ni estériles en el conocimiento pleno de Jesús el Mesías, nuestro Señor. Porque el que carece de estas cualidades, está ciego, teniendo cerrados los ojos, ha olvidado la purificación de sus antiguos pecados. Por lo cual hermanos, procurad aún hacer más firme vuestro llamamiento y elección, porque haciendo estas cosas, no tropezaréis jamás.